15 de agosto de 2012

Ofrenda para la vírgen de nuestra sede comunitaria

Con motivo de celebrarse el día de la Asunción de la Vírgen María, he confeccionado este canastillo adornado de flores como ofrenda a la virgen de nuestra sede, en donde 2 veces al mes realizamos la misa en nuestra villa.  

Este es un canastito muy simple, el cual está formado por una base redonda, rodeado de cinco partes iguales, y cerrado de la misma manera en que confecciono los candelabros para velas.

Para colocar en su interior, confeccioné 28 flores de papel vegetal, (utilizando, como siempre, sobrantes pequeños de papel para ir reutilizando el sobrante de material, que para estos casos es muy bien aprovechado, y poniéndoles en el centro, un estambre a cada una).  Con todas estas flores, fui haciendo un ramillete, al cual le fui pegando las flores de una en una, hasta dejar la canastita completamente adornada con flores.  También le agruegue algunos adornos, con flores similares a los que le colocan a los adornos de novios, en tonos blancos y rosas perlescentes.  Con este mismo detalle, le hice una especie de manilla, cruzándola de un lado a otro y pegándola por el interior del canasto.  A esta última, le até un lazo de cinta muy fina, en color rosado pálido.


Esta es la canasta, vista desde arriba.  Aquí se pueden apreciar claramente las cinco partes que conforman la figura.

1 comentario:

Mis cositas y yo desde aquí... dijo...

Cecilia que detalle tan hermoso para nuestra Madre!!!
Ella sabe de tu amor y tu entrega y de como estás formando a tus hijos, para que ellos también la amen.
Esa canasta es divina y se que es un presente que llega al Corazón de quien nos ama como a sus niños: La Virgencita María.
Un abrazo y muchas bendiciones!!!